03 abril, 2016

El Abogado del Niño

“El abogado del Niño es el máximo ejercicio del Derecho del Niño a ser oído”. 01/04/16. Dra. MaríaTeresa Maggio, Jornada del Abogado del Niño y Responsabilidad Parental”, U.C.A.-Subsede Paraná.

¿Hasta qué edad somos niños?

Son considerados niños todas personas que no hubiesen cumplido los 18 años de edad. Esto es independiente de la capacidad progresiva que vayan adquiriendo en razón de su edad y de las categorizaciones jurídicas, medicas o psicológicas en relación a su carácter de pre adolescente o adolescente.

¿Qué voz debe escuchar?

El abogado del niño debe tener en cuenta la opinión de los padres, del Juez, del Defensor de Menores, de otros profesionales de ciencias de la salud y psicología  y de otras partes que intervengan en el proceso. Pero no debe perder el eje, que es defender la postura del niño aun cuando esta sea contraria a la de sus progenitores o a la de las otras partes.
Para el juez es OBLIGATORIO escuchar al niño.


Procesos judiciales en los que debe intervenir

Solo en causas de Derecho de Familia puede presentarse la necesidad de su actuación?.  No, el niño puede requerir un abogado en todo proceso en que estén en juego sus derechos y obligaciones del Niño. Ejemplo: un juicio de desalojo, un juicio sucesorio, etc.

El niño es parte del proceso

El niño será admitido como parte del proceso, y los abogados del niño deben ser más cautelosos con los cuidados de la información y documental que manejen de los menores. Se requerirá mayor prudencia en el deber de Ética Profesional para con el cliente. Incluso procuraran peticionar al juzgado que extreme los cuidados en relación a información sensible vinculada a los niños; en algunos tribunales han admitido que se reserve en caja fuerte cierta documental.


Honorarios del abogado: ¿Quien debe abonarlos?

En la Provincia de Buenos Aires por disposición de la Ley Nº 14.568, es el Estado Provincial el que debe hacerse cargo de las costas que su actuación demande; en otras Provincias el honorario debe afrontarlo el condenado en costas, que en procesos de familia generalmente son los progenitores, (esta última modalidad creo que es la más acertada y justa). Solo el Estado Provincial debería abonar los honorarios cuando los padres carezcan de recursos para afrontar las costas (es solo mi postura).


Por Gino Feresin, Abogado.